Mostrando entradas con la etiqueta sensibilidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta sensibilidad. Mostrar todas las entradas

martes, 22 de agosto de 2017

Buenas noches. Comprender




Para vivir como seres humanos en una sociedad hay que procurar comprender a las otras personas. Si falta esta actitud comprensiva, la sociedad se convierte en una selva, en donde cada uno va a lo suyo sin tener en cuenta a nadie. 

Comprender a la otra persona no es tener que aceptar sus ideas, sino procurar acercarse a su situación vital para poder ver por qué piensa así, evitando que un juicio precipitado nos haga ser injustos. 

Para comprender a una persona es indispensable que nos olvidemos de cómo pensamos nosotros y que nos pongamos en su piel, en su circunstancia, para poder entender, siquiera un poco, lo que dice y por qué lo dice. Esta actitud comprensiva requiere entrenamiento, sensibilidad y buena voluntad, lo cual la hace un tanto difícil. 

Buenas noches.

viernes, 11 de agosto de 2017

Buenas noches. Anestesia



Convivimos de manera habitual con la explotación. Puede que, incluso, la suframos en nuestra propia vida. Y, sin embargo, no creo que seamos conscientes de su existencia ni que nuestra sensibilidad nos impulse a un mínimo movimiento de rebelión. Estamos muy anestesiados. 

Buenas noches.


sábado, 29 de julio de 2017

Buenas noches. Conciencia




Si fuéramos de verdad conscientes del inmenso valor humano, vital y cultural que se puede encontrar en una biblioteca, en un museo, en un teatro o en cualquier lugar que albergue obras de arte o en donde se cree arte, guardaríamos un respetuoso silencio y lo contemplaríamos como quien se pone delante de un tesoro. Pero para que esto ocurra hay que tener sensibilidad y conciencia del lugar en el que se está. 

Buenas noches.

viernes, 5 de mayo de 2017

Buenas noches. Sensible



Para llegar a ser sensible hay que adquirir el hábito de ponerse en el lugar del otro. 

Buenas noches.


miércoles, 26 de abril de 2017

Buenas noches. Sensibilidad


Es una suerte poder hablar con personas sensibles. 

Solo ellas son capaces de comprender a los demás y de ser generosas. 

El estilo de una persona sensible es inconfundible. 

Buenas noches.


jueves, 28 de julio de 2016

Buenas noches. Sensibilidad




Habría que procurar tener una sensibilidad cuidada, propia de seres humanos sensatos y bien formados. Sólo con ella seríamos capaces de captar lo valioso de la vida, que no siempre aparece pronto, sino que muchas veces permanece recubierto de velos, que hay que saber suprimir para que resplandezca lo humano. Hay que observar mucho y preguntarse mucho para lograr que la vida se desvele y nos muestre su esencia, su paradójica y misteriosa esencia. 

Buenas noches.

domingo, 10 de abril de 2016

Buenas noches. Vulgar / y 2



No hay ninguna relación entre la vulgaridad y la posición social. Hay vulgares ricos y pobres, que mandan y que son mandados, famosos y desconocidos. 

Hay personas vulgares que hablan en voz alta o que ríen estentóreamente en los lugares públicos. Una vez coincidí con el ministro Montoro en un restaurante y eran tales las risotadas que emitía que era imposible entenderse en mi mesa, que estaba en la otra punta del salón. Es vulgar comer en los transportes públicos, sobre todo si lo que comes tiene un olor penetrante o viene en ruidosas bolsas de papel metalizado. Es vulgar hacer ruidos al comer. Todas estas son actividades que pueden molestar a los demás, como lo es circular en bicicleta por las aceras y hacerlo a la velocidad que se le antoje al ciclista. Si esta fuera la intención de todas las personas, sería imposible andar por unas aceras caóticas e inseguras. Es vulgar acumular riquezas explotando a otros seres humanos o evadiendo capitales o no pagando impuestos o, simplemente, robando, porque todo eso va en contra del bien común y porque si lo intentáramos todos, el mundo sería una invivible guerra de todos contra todos. No me parece vulgar ir correctamente vestidos, pero sí me lo parece hacerlo con modelos tan exclusivos y tan caros que no sea posible que accedan a ellos la mayoría de las personas.

Como creo que la sensibilidad y el sentido de lo humano se están convirtiendo cada vez más en rarezas sociales, me parece que la vulgaridad va en aumento. Así, la ciudad se va convirtiendo a gran velocidad en una especie de selva, los seres humanos, sin que nosotros mismos lo advirtamos, nos vamos embruteciendo y la vida se va convirtiendo poco a poco en una vulgar estancia de una cada vez más insoportable sociedad vulgar.

Buenas noches.

sábado, 19 de marzo de 2016

Buenas noches. Observa



Fragmento de una obra de Marina Núñez

Obsérvate a lo largo del día. 
Mira lo que haces. 
Comprueba cómo lo haces. 
Fíjate en las personas a las que tienes en cuenta y lo que haces por ellas. 
Cuando llegue la noche, analiza si crees que tienes suficiente sensibilidad. 

Buenas noches.

miércoles, 9 de marzo de 2016

La vida




La vida no es una ilusoria sensación de paz o de felicidad o de sosiego. La vida no es un valle de lágrimas en donde el sufrimiento sin esperanza sea lo único visible, lo único imaginable. La vida es todo lo que es vivible, todo lo que nos pasa mientras no intentemos huir. La vida es pura contradicción. La vida es tener en la mente los buenos momentos, el cariño de los amigos, la belleza de una idea, la bondad de una acción, la esperanza de un futuro posible. Pero la vida es también sentir el frío remediable de la ciudad y acordarte de los migrantes, de quienes duermen en la calle, de los refugiados, de los mandatarios europeos sin sensibilidad ni humanidad en cuyas manos están ellos y estamos nosotros. No sé qué es mejor, si ser cada vez más sensible a los problemas que ocurren, sin que uno pueda arreglarlos, o volverse duro como la piedra y mandar a tomar vientos la realidad. No lo sé. Por eso valoro cada vez más un gesto de cariño, un detalle de generosidad, un esfuerzo por lograr la igualdad, un acto de justicia, un deseo de amor. Buenas noches, si es posible. Besos y abrazos.

sábado, 23 de enero de 2016

Hay. ¡Ay!



Hay 
Hay caspa, pero no todo es caspa.
Hay cosas nuevas, pero no todo es nuevo.
Hay democracia, pero no todo es democracia.
Hay buena voluntad, pero no toda voluntad parece buena.
Hay que ser tolerantes, pero no todo es tolerable.
Hay sensibilidad, pero poca.
Hay ética, pero muy poca.
¡Ay!

miércoles, 9 de septiembre de 2015

viernes, 7 de agosto de 2015

Buenas noches. Sacrificio



Aunque no siempre es así, hay ocasiones en las que amar lleva consigo una cierta dosis de sacrificio, de renuncia a los propios planes e intereses para aceptar lo que no quieres hacer, lo que no te apetece hacer.

Yo creo que en superar esta situación influye mucho la sensibilidad del que ama y la firmeza en la importancia que le otorgue al amor. Tener bien educada la sensibilidad hace que se vea con mayor claridad lo que es necesario hacer, pese a los propios deseos. Eso ayuda bien a la superación. La importancia que se le dé al amor como el motor de la vida es clave para amar, porque si no tenemos bien situado al amor en la cima de los valores, difícilmente podremos basar nuestra vida en él.


En todo caso, cuando alguien decide amar y hacer de su vida una sucesión de actos de amor, el sacrificio casi nunca supone un obstáculo excesivamente fuerte. Pero esto sólo lo aclara la experiencia, que implica un 'echarse' a amar, a lo que no siempre se está dispuesto.

Buenas noches.

domingo, 12 de julio de 2015

Buenas noches. Curiosidad




¿Por qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿De dónde? ¿Hacia dónde? Estas y otras muchas son preguntas que sirven a la ciencia para avanzar, para construirse y para resolver el gran problema de intentar entender el mundo en el que vivimos. Pero son preguntas que también son útiles para comprender la vida, la que tú y yo vivimos cada día. Son preguntas que surgen de un valor no demasiado presente en nuestra sociedad y que a veces aparece como disfrazado por intereses y por deseos o anulado por el estrés y las prisas. Es la curiosidad. La curiosidad es fruto del asombro ante lo que vemos, lo cual requiere una sensibilidad abierta y despierta que, lamentablemente, suele estar muy adormecida por los reclamos del presente, por todos los mensajes que nos envía la sociedad para que nos entretengamos con el tener y nos olvidemos del conocer, del saber, del ser. Una curiosidad despierta nos haría pensar más, leer más, trabajar más, pero también nos haría mejores. Buenas noches.

lunes, 15 de junio de 2015

Buenas noches. Políticos




Además de lo que pueda prometer o de lo que consiga hacer, del curriculum y de las capacidades diversas que un político pueda exhibir, creo que es necesario que tenga también un estilo humano que se pueda convertir en ejemplo para los ciudadanos, una sensibilidad cuidada para no herir o molestar a nadie y para tratar con delicadeza cualquier tema, una especie de sabiduría que le impida cometer torpezas, un espíritu constructivo que haga crecer la ciudad y a sus habitantes, un afán por integrar a los ciudadanos o, al menos, a la mayoría de ellos en un proyecto vivible por todos. Sobre todo, me parece que debe tener un sentido ético que se traduzca en lo que haga en política: el respeto, las libertades, la responsabilidad, las igualdades, la atención a los menos favorecidos, la eliminación de las discriminaciones y la búsqueda del bien de todos debe ser lo que le mueva a actuar. 

Me es difícil encontrar políticos así. A veces me pregunto si en realidad son estos políticos los que deseamos o vamos buscando otras cualidades, otro tipo de personas. 

Buenas noches.

martes, 2 de junio de 2015

Buenas noches. Condena




Hay personas que parecen condenadas a no poder mostrarse nunca débiles. No tienen más remedio que ser fuertes, porque la vida no les deja ser de otra manera y porque aunque puedan llorar y logren desahogarse, no les sirve de nada. Deberíamos ser más sensibles con estas personas. 

Buenas noches.

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Buenas noches. Grandes



Los grandes invirtieron siempre mucho tiempo en su formación. Leyeron mucho y aprendieron todo lo que pudieron. Intentaron ir creciendo cada día en sabiduría. Procuraron conocer al ser humano con sus mejores virtudes y sus mayores defectos. Supieron dar siempre lo mejor de sí mismos. Nunca se les ocurrió pensar en algo parecido a que el mundo fuese suyo, sino que lo entendieron como un paraíso que había que construir entre todos y para todos. Fueron conscientes de la importancia que tenía ser sensibles. Se pasaron la vida intentando solucionar problemas antiguos y creando y resolviendo otros nuevos que nos ayudaran a ser más humanos. En general, fueron seres libres, justos, igualitarios y generosos. Y también humildes. Todos y todas estamos llamados a ser grandes. 

Buenas noches.


miércoles, 29 de octubre de 2014

Buenas noches. Sensibles o fuertes




Cuanto más se nos calienta el corazón, cuanto más nos entregamos al sentimiento, menos podemos pensar fríamente y es más fácil que alguien o algo se apodere de nosotros. Lo que nos hace sensibles es el corazón. Lo que nos hace fuertes es la cabeza. Es verdad que los dos funcionan juntos, pero muchas veces nos empeñamos en separarlos. O se empeñan otros en que lo hagamos. 

Buenas noches.

martes, 2 de septiembre de 2014

Buenos días. Placeres



Conocer a una persona con sensibilidad es uno de los mayores placeres posibles.


Buenos días.

lunes, 28 de julio de 2014

Buenas noches. Sensibilidad




Las cosas en el mundo están muy mal. Las realidad es muy dura para muchísimas personas. Me parece que tanto los ciudadanos como los gobernantes estamos perdiendo la sensibilidad. Creo que cada vez tenemos menos capacidad para darnos cuenta de verdad de los problemas que hay, no sólo por ahí lejos, sino a nuestro lado. Es como si viviéramos encerrados en una campana de seguridad, sin querer mirar lo que ocurre más allá de nuestro refugio. Veo el genocidio que está ocurriendo en Gaza y, aunque afortunadamente hay personas que tienen conciencia de la situación, otras hacen lo imposible para justificarlo. Unos -en un alarde de escasa humanidad- se refugian en sus prejuicios y en ideas tendenciosas adquiridas no sé dónde, y otros, los gobernantes, que deberían hacer lo imposible por parar esto, miran más los intereses económicos que la vida de las personas. Y veo también lo que se sufre a nuestro alrededor y pasa tres cuartos de lo mismo. O cuidamos nuestra sensibilidad o, además de en verdugos cómplices, terminaremos convirtiéndonos en víctimas. Buenas noches.