Mostrando entradas con la etiqueta hijos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta hijos. Mostrar todas las entradas

jueves, 21 de septiembre de 2017

Buenas noches. Sobreprotección



¿Qué les habrá llevado a algunos -demasiados- padres y madres a optar por la sobreprotección para sus hijos? ¿No saben que así lo que generan son niños para toda la vida, ignorantes, incapaces, infelices y, por lo menos, molestos? 

Buenas noches.


sábado, 15 de julio de 2017

Buenas noches. Somos



Somos hijos de las circunstancias en las que hemos vivido y de la educación que hemos recibido. 

Y somos padres de lo que queremos ser. 

Buenas noches.


sábado, 24 de junio de 2017

Buenas noches. El tránsito




Nacemos perfectamente inútiles. Si no nos ayudan a vivir, nos morimos pronto. Todos nos tienen que ayudar, desde quienes hacen los vestidos a quienes fabrican los potitos, pasando por quienes saben curar enfermedades. Pero especialmente son nuestros padres, que se supone que nos han traído voluntariamente a este mundo, quienes deben cuidarnos con mayor intensidad. El parto nos da la existencia, pero son nuestros padres quienes deben darnos la vida: alimentarnos, querernos, educarnos, orientarnos y prepararnos para convertirnos en seres humanos libres.

Durante la juventud tendríamos que dedicarnos a ver los diversos caminos por los que podríamos transitar, para elegir, con arte y con sensatez, lo que entendiéramos que es mejor para nuestro desarrollo humano. Es un periodo de inversión, de mucho trabajo, de acumulación de toda la preparación posible para llegar a la meta de humanizarnos. Es el momento de descubrir los valores -no solo el amor-, las culturas, las artes, el mundo.

La madurez es la etapa en la que tendríamos que poner en práctica todo lo que hemos descubierto, en el que deberíamos crecer en todas nuestras dimensiones, sintiendo en toda su amplitud que los demás están también ahí, además de la pareja y de la familia. Es el momento de devolverle a la vida lo que antes ella nos ha dado, gracias a lo cual somos lo que somos. A lo largo de la madurez, si los demás nos lo permiten, podemos llegar a ser lo que queremos ser. Tan importante como esto me parece que es no perder de vista nuestra finitud, el hecho innegable de que en algún momento nos moriremos, que la muerte está escrita en las entrañas de la vida. Siempre he vivido esto como el argumento que me ha suministrado más ganas de vivir, más urgencia por vivir lo más intensamente posible, sin perder el tiempo.

Llega un momento en el que, sin que nos demos excesiva cuenta, el cuerpo comienza lentamente a flaquear, a perder su lozanía, a tener impedimentos en un lugar o en otro. Si nuestra formación humana ha sido la adecuada, nuestra mente debería mantenerse siempre abierta, joven, creadora, dispuesta a seguir aprendiendo. Creo que hay que estar voluntariamente muy alerta para que nuestra mente no pierda la frescura y las ganas de vivir que a veces intenta quitarnos el cuerpo. No me gusta llamar vejez a este estado vital. Yo, al menos, no aspiro a convertirme en un viejo, pero sí en un anciano -aunque no tengo ninguna, pero ninguna, prisa en conseguirlo. Los viejos hablan de “sus tiempos”, pero los ancianos, como cualquiera, sólo tienen el tiempo en el que viven. Los viejos están centrados en su inutilidad. En cambio, los ancianos siguen viendo el mundo como algo más importante que su propia existencia. Los viejos no tienen ganas de vivir y los ancianos, sí. Los viejos solo piensan en la muerte. Los ancianos quieren vivir hasta el instante antes de morirse.

Un anciano con la mente joven entiende bien que llega un momento en su situación vital en la que debe situarse voluntariamente en un segundo plano. Tiene que vivir, pero tiene que dejar vivir también a los demás. Insisto en lo de la mente joven. Si a lo largo de su vida no se ha preocupado nunca por formarse una mente así, lo normal es que sufra luego. Para vivir es indispensable que al anciano le ayuden, porque poco a poco va teniendo tantas necesidades como cuando era un niño pequeño, pero me parece importante observar que esas necesidades son distintas. Requiere cariño, como todos lo necesitamos, pero no es el cariño constante, cercano y tan ligado a los padres, como le ocurría en la infancia. Necesita cuidados, pero los de los hijos no suelen ser los más eficaces. No tienen derecho a que los hijos hipotequen sus vidas para cuidarlos. A este mundo entiendo que se traen hijos, no futuros enfermeros. Es vital que entendamos que debemos retirarnos del puente de mando, de la cumbre de la familia, y que tenemos que situarnos en un lugar en el que nos cuiden, pero sin molestar, sin impedir vivir a nadie, sin exigencias, sin ser una molestia para nadie. Creo que hablar con los hijos con naturalidad de estas cosas sería muy importante para lograr una convivencia razonable, pacífica y humana. No solo hay que estar constantemente aprendiendo a vivir. También hay que aprender a morir.

Buenas noches. Y perdón por el rollo tan largo, pero es que hay días en los que no se tiene fina la capacidad de síntesis. Si te apetece opinar sobre este texto, puedes hacerlo aquí o en casalfernandezmanuel@gmail.com 



viernes, 10 de marzo de 2017

Buenas noches. Suegras


He pasado hoy junto a mujeres jóvenes que hablaban en ese volumen alto que cada vez se usa más. Una de ellas decía:
“Desde que he parido, cada vez aguanto menos a mi suegra. Hasta mi marido le tuvo que llamar la atención ayer.”

Las personas viejas son las que creen que ya han llegado a su meta, que ya se lo saben todo y que ya no tienen nada nuevo que hacer en la vida. Y, sin embargo, si uno no quiere incordiar ni tener que sufrir las protestas de los demás, lo que tiene que hacer es no dejar de aprender nunca. Hay que aprender cada día a ser madre -y padre-, a ser hijo, a ser suegra, a ser nuera y a ser persona. 

Buenas noches.

martes, 31 de enero de 2017

Buenas noches. Discriminaciones


Conozco a padres y madres que intentan que sus hijos se instruyan en espacios en los que no hay inmigrantes, ni pobres, ni personas diferentes, ni chicos -si son chicas- ni chicas -en el caso de los chicos. Creen que así van a conseguir una educación mejor para ellos, pero lo que logran es que luego no estén preparados para vivir humanamente en un mundo real y que tengan que sobrevivir discriminando. 

Buenas noches.


viernes, 11 de marzo de 2016

martes, 15 de diciembre de 2015

Buenas noches. No al machismo 21



No se trata de vivir y de comportarse como un hombre, sino como un ser humano. 

No se trata de vivir y de comportarse como una mujer, sino como un ser humano. 

El sexo sirve para disfrutar y para procrear, pero no para distinguir comportamientos. 

Díselo bien claro a tus hijos y a tus hijas. 

Buenas noches.


martes, 8 de diciembre de 2015

Buenas noches. No al machismo 19



El Sol sale para todos, no sale más para el hombre que para la mujer. 

El aire es de todos, no más del hombre que de la mujer. 

La vida es para que la vivamos todos, no para que la viva más el hombre que la mujer. 

Piénsalo tú. 

Habla con tus hijos y con tus hijas de esto. 

Buenas noches.


martes, 24 de noviembre de 2015

Buenas noches. No al machismo 15




Amar no es servirse de nadie, sino, más bien, servir a la persona amada, apoyarla, desvivirse por ella, ayudarle a vivir, de la mejor manera posible, la vida que ella quiera. 

Esto lo tienen que entender muy bien los hijos y las hijas, para que nadie nunca se sirva de nadie. 

Buenas noches.


viernes, 20 de noviembre de 2015

Buenas noches. No al machismo 14




Me imagino, querida madre que me lees, que no te gustaría que tu pareja se aprovechara de ti, que no te tratara como a un ser humano, que te obligara a hacer lo que no quieres, que no tuviera en cuenta tus ideas ni que te violentara en cualquier sentido. Si es así, hazle ver a tu hijo que ningún hombre, por ser hombre, es superior a ninguna mujer y que todo su comportamiento debe estar inspirado en el respeto y en la igualdad. Y, de paso, que tu hija entienda que no debe tolerar ningún comportamiento, por pequeño que sea, que la sitúe, por ser mujer, en un plano inferior al de los hombres. La conciencia de su dignidad como ser humano debe ser siempre alta y potente. 

Buenas noches.


jueves, 19 de noviembre de 2015

Buenas noches. Amor 14




Quizá sea conveniente para los hijos que la procreación sea fruto del amor, pero esto no quiere decir que el amor tenga que desembocar necesariamente en la procreación. 

Buenas noches.

martes, 17 de noviembre de 2015

Buenas noches. No al machismo 13




Los padres y las madres deberían tener en cuenta que el machista necesita con frecuencia reafirmarse como tal y lo hace intentando expresar su supuesta superioridad sobre las mujeres. 

El machista no soporta durante mucho tiempo sentirse en igualdad con las mujeres y por eso se manifiesta de vez en cuando como machista. 

Hay que procurar que los hijos varones entiendan que no deben hacer el esfuerzo absurdo de aparecer como supuestamente superiores a las mujeres, porque no tienen ningún derecho a ello y -si no hay otro argumento- porque cuanto más sensatas sean las personas que los observan, peor van a quedar ante ellas. 

Si merece la pena algún empeño, éste debe ir en favor de la creación de una igualdad real entre todos los seres humanos. 

Es a este mundo de igualdades al que deben acostumbrarse y para el que deben ser educados. 

Buenas noches.


viernes, 6 de noviembre de 2015

Buenas noches. No al machismo 10




Decidle, por favor, a vuestros hijos varones, queridos padres y madres, que no tienen derecho a controlar a las mujeres de quienes crean estar enamorados. 

Les debe quedar muy claro que ni a través del teléfono móvil, ni de la forma de vestir ni de las amistades pueden ejercer ningún gobierno ni ninguna imposición sobre ninguna mujer. 

Si no hay respeto a la mujer, no puede haber igualdad y, por tanto, tampoco puede haber amor. 

Buenas noches.

martes, 3 de noviembre de 2015

Buenas noches. No al machismo 9




No se pueden tener hijos, queridos padres y madres, como quien tiene macetas de geranios en el balcón, que se riegan, se abonan y se dejan estar para que luzcan solas. 

No basta con alimentar y vestir a los hijos y a las hijas. 

Hay que educarles y hay que hacerlo en la igualdad. Para eso se es padre y madre.

Buenas noches.

martes, 27 de octubre de 2015

Buenas noches. No al machismo 7




Lo primero que creo que debéis hacer, padres y madres, para educar bien a vuestros hijos y a vuestras hijas es analizaros vosotros mismos y descubrir si en vuestros comportamientos hay aún rasgos machistas. 

Si es así, vuestros hijos y vuestras hijas los descubrirán, sin duda, y los repetirán. 

La educación empieza por uno mismo. 

Buenas noches.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Buenas noches. Padres e hijos




Últimos días del verano. La una y media de la madrugada. En el pequeño jardín interior rodeado de viviendas varios niños juegan, corren y lanzan gritos que parecen alaridos de fieras salvajes. No les importa que haya personas durmiendo. Ni a ellos ni a sus padres ni a sus madres, a quienes no se les ve. Han (mal)educado a estos pobres seres sin normas, dejándoles que hagan lo que les dé la gana y cuando prefieran. Estos niños y niñas hablan como viejos tabernarios, hacen lo que está prohibido y campan a sus anchas por la vida. Poco a poco, a medida que vayan creciendo, sus familias irán sufriendo cada vez más. Sufriremos todos, porque tendremos que seguir aguantando sus caprichos cada vez gruesos. No solo me preocupa el futuro del país con una juventud así, es que me preocupa ya este presente de padres y madres ausentes y de una educación olvidada.

Buenas noches.

sábado, 20 de junio de 2015

Buenas noches. Hijos




Somos hijos de los libros que hemos leído, de los que la fortuna ha ido poniendo a nuestro alcance. 
Somos hijos también del cariño con el que nos han tratado quienes han jugado el papel de educadores, de profesores, de maestros de la vida. 
Somos hijos de la casualidad, que nos ha hecho estar en un sitio y no en otro, conocer a unas personas y no a otras. 
Somos hijos de la buena y de la mala educación que hemos recibido y que hemos tenido la suerte de ir intentando revisar a lo largo de toda la vida. 
Somos hijos de nuestros amigos y amigas, de nuestra pareja, de todas las personas que nos quieren de cerca y que están atentas a lo que pueda pasar. 
Somos hijos de la familia en la que nacimos, para bien o para mal, porque allí nos plantaron, nos regaron, nos abonaron y nos ayudaron a crecer. 
Somos hijos de nuestra época, la que nos puso delante unos problemas y no otros, unas personas y no otras, una cultura y no otra. 
Somos hijos, en cierta medida, de nosotros mismos, de las ideas nuestras que hemos querido hacer reales. 
Somos hijos y un día, ojalá muy lejano, volveremos a ser niños, infantes necesitados, seres cada vez más inútiles que dejarán en su momento de ser. 
Buenas noches.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Buenas noches. Hijos




Cuando nazca tu hijo o tu hija, cómetelo a besos el primer día y todos los siguientes, pero, a partir del segundo día, dile lo que debe hacer y explícaselo con razones, intenta convencerlo con argumentos. Dialoga con él. Procura que no conozca la violencia. Háblale de los valores importantes. Sonríele. El primer día, déjalo descansar, pero el segundo día ya debe empezar a oír lo que debe hacer y por qué. No te preocupes si no lo entiende. Ya lo irá entendiendo. Lo importante es que tú te acostumbres a tratarlo así y que él se vaya acostumbrando también a un mundo razonable y humano. 

Buenas noches.

domingo, 19 de octubre de 2014

- Lo que veo cuando miro. Padres y madres




Cada vez estoy más harto de tantos padres y de tantas madres de mentira que tienen hijos e hijas de verdad. 

Buenas tardes.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Buenas noches. Árboles



Plantas un árbol y si no te preocupas por que crezca derecho, llega enseguida un viento fuerte y lo deja torcido para toda su vida. Es lo mismo que le ocurre a los hijos.


Buenas noches.